Tus meseros son tu imagen: ventajas y beneficios de capacitar a tu personal

By
3 Minutes Read

Descubre la importancia de la capacitación de tu personal y cómo contribuye a tu crecimiento

 

Atender un restaurante es mucho más que sólo preparar comida. Si se tuviera que dividir porcentualmente cada una de las actividades que se llevan a cabo en orden de importancia, a la lista entrarían elementos que en un primer momento pasarían inadvertidos, por ejemplo, el ambiente, el servicio, la ubicación y lo que se ofrece fuera de la comida, como un espacio para estacionar. Claro que, para el cliente, su experiencia no es cada una de esas partes por separado, para él todo es una sola cosa. De esta manera, aunque la comida puede parecerle muy rica, pasar un mal rato con una orden o debido a una mala atención por parte del mesero, es razón suficiente para no volver.

De ahí la importancia de que tu personal tenga la capacitación adecuada. Sobre todo, porque ellos, los meseros, son el rostro de tu restaurante

 

¿Por dónde empiezo?

Tus colaboradores son tus primeros clientes. Pues a ellos debes venderles lo que haces antes que a cualquier otra persona. Y para ello debes tener muy claro qué es lo que quieres transmitir, qué es lo que quieres hacer con tu restaurante para que, al enseñarle a tu personal, ellos también puedan hacerlo. ¿Quieres vender la mejor comida italiana? Díselo a ellos. ¿Quieres que la gente se sienta cómoda en tu restaurante? Díselo a ellos. En otras palabras, dales la oportunidad de conocer muy bien lo que haces y lo que quieres, para que ellos puedan dar el servicio como si fueras tú, conociendo el lugar y el menú como la palma de su mano.

 

El paso a paso

Una vez que ellos sepan de qué va tu restaurante y lo que buscas, lo primero es hacerlos sentir parte de un solo equipo, es decir, deben entender que para que todo el mecanismo del restaurante se realice sin problemas, ellos son parte esencial de cada uno de los procesos. Desde el saludo y el recibimiento de los clientes, la toma de orden, las recomendaciones, etcétera, cada una de sus actividades puede repercutir en la impresión que se lleve el cliente. 

Por esta razón es importante contar con un manual de conducta, el cual deberá ser claro para cada uno de tus empleados. Este manual debe contener:

 

El código de vestimenta. Como comentamos arriba, cada elemento debe apuntar hacia una misma dirección, y la vestimenta no es la excepción. Ya sea que quieras un uniforme de acuerdo con la comida que vendes o algo sobrio en general, deben entender que eso forma parte de lo que verá el cliente.

Estándares de higiene personal. Puede parecer obvio, pero aclararlo es de suma importancia si no quieres que un cliente se vaya con una mala impresión del restaurante en general a causa de un detalle nimio. 

Los valores del establecimiento. Al igual que en cualquier otro negocio, contar con una cultura específica que tenga una misión, visión y valores, ayuda a que se entienda mejor lo que se busca hacer, y que los meseros lo entiendan será un impulso extra. Por ejemplo, la puntualidad o el respeto.

Medidas disciplinarias. No todos los establecimientos los explicitan, ya que cada situación que se presente es única y solucionada de tal manera, pero contemplarlo ahorra momentos angustiosos. 

 

También comentamos que los meseros deben conocer el menú. Imagina que eres un cliente que pide una recomendación y el mesero, al no conocer el menú, pasa por un instante bochornoso, respondiendo un “todo está muy rico”. Ahora imagina el escenario con un mesero que conoce el menú y que, en lugar de una respuesta genérica, responde que te recomienda el pimiento relleno de carne de res acompañada de jitomate, cebolla, ajo, dulces frutas de estación, nueces, almendras, piñones y especias. Todo eso cubierto con una exquisita salsa hecha de nueces de castilla, adornado de perejil y granada… ¿qué se te antoja más?

Finalmente, apoya a tus meseros. Muchas veces, el trabajo de mesero es visto por muchos como un empleo de medio tiempo o algo temporal. Pero, ya sea que lo vean así, o que quieran dedicarse a ello, debes apoyarlos, como en cualquier otro trabajo, para que no lo vean como una simple obligación. Deben comprender que su colaboración es a favor de un negocio que les ayuda a tener un desarrollo, profesional y personal. Por eso, una capacitación continua te ayudará a afianzar mejor su participación y que sientan que aprenden constantemente.

Un poco o nula capacitación puede tener como resultado un trato no adecuado, aun cuando el mesero haga su mayor y mejor esfuerzo, el desconocer los procesos o no entenderlos bien, reflejará una imagen que, estamos seguros, no quieres dar.

 

Siempre preparados

Cada uno de los elementos mencionados deben ser tomados en cuenta para el momento en que tu restaurante esté lleno, ya que deberán lidiar con una carga mayor, pero no por ello imposible de llevar. Después de todo, un restaurante se hizo para estar lleno, y los colaboradores deben estar preparados para eso. 

 

Todo es mejor al compartir en Mesa. Forma parte de la comunidad restaurantera de Mesa y suscríbete a nuestro Newsletter para conocer más  sobre cómo hacer más rentable a tu restaurante.

¡Una Mesa con descuento es mejor que una Mesa vacía! 

Picture of Andrea Liao

Andrea Liao

Directora General y Fundadora de Mesa

Author